Home Administración de Gobierno

Sistema político

España es un Estado democrático, de derecho y de bienestar, con una economía de mercado.

España es un Estado cuya forma política es una monarquía parlamentaria. El sistema de gobierno se basa en la soberanía nacional, la división de poderes y un sistema parlamentario. Es un sistema parlamentario por el papel central que tiene el poder legislativo o Parlamento.

La soberanía nacional corresponde al pueblo español, es decir, todos los ciudadanos son titulares del poder público y de él derivan los poderes legislativo, ejecutivo y judicial.

Los ciudadanos participan en los asuntos públicos a través de los representantes que se eligen en elecciones libres, universales, secretas y plurales. Los ciudadanos también participan en los asuntos públicos de forma directa, en los casos previstos por las normas por ejemplo: iniciativa legislativa popular, ocupando cargos públicos, ejerciendo el derecho de petición, votando en referéndum y participando en consultas, entre otras.

La división de poderes implica atribuir el ejercicio de las distintas formas del poder político - legislativo, ejecutivo y judicial- a distintas instituciones. Esta división no es absoluta, hay relaciones, equilibrios y controles recíprocos entre las distintas instituciones. Las distintas instituciones en ocasiones necesitan colaborar entre sí, en otras actúan de forma independiente ó controlan a otras instituciones. Esta organización de las instituciones es muy importante; evita el abuso en el ejercicio del poder.

 

La Constitución Española de 1978(Abre en nueva ventana) establece la organización institucional de España y encabeza nuestro sistema legal. Las demás normas legales la desarrollan. Es un gran logro de consenso y convivencia. Fue aprobada mediante referéndum por una amplia mayoría de votantes y electores.

Aquí se dibujan los principales trazos del sistema institucional que permite convivir y tomar decisiones:

  • España es una democracia, un estado de derecho y un estado de bienestar. Tenemos una economía social de mercado.
  • Los valores de nuestro modelo de convivencia son: la libertad, justicia, igualdad, solidaridad, pluralismo político, dignidad de la persona y el respeto los derechos fundamentales y a las libertades públicas.
  • La Constitución protege los derechos fundamentales de las personas y establece unos principios para orientar las actuaciones de los poderes públicos. Se destacan algunos rasgos de este marco constitucional:
    • Derechos a la igualdad, no discriminación, libertad de ideología, religiosa, orientación sexual, expresión, enseñanza, reunión, manifestación, asociación, partidos político, sindicados, asociaciones empresariales y huelga.
    • Reserva un espacio para propiedad privada y libertad de empresa.
    • Impulsa la participación de todos en los asuntos públicos a través de representantes y en algunos casos de forma directa.
    • Presta atención a la educación, sanidad, seguridad social. Se refiere al trabajo y la vivienda. Considera a los consumidores, familias, mayores, jóvenes y discapacitados. Valora la ciencia, cultura, patrimonio artístico y medio ambiente entre otros.
    • Especialmente nuestra carta magna protege la diversidad cultural como parte del patrimonio de todos.
    • El castellano es la lengua española oficial del Estado. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.
    • Los derechos se complementan con deberes para todos, respetar la legalidad, los derechos de los demás, contribuir a los gastos públicos y defender España.
  • La soberanía corresponde al pueblo español, es decir, a todos los españoles, de él derivan los poderes del estado: legislativo, ejecutivo, judicial.
  • Establece una monarquía parlamentaria y un sistema de gobierno basado en la representación parlamentaria. Ver el apartado Instituciones del Estado .
  • Establece la unidad del estado y la autonomía de las Comunidades Autónomas (regiones)
  • Territorialmente España es uno de los estados más descentralizados del mundo. Se pueden diferenciar (Ver el apartado Comunidades Autónomas y Administraciones Locales ):
    • unas instituciones comunes para todo el territorio;
    • 17 Comunidades Autónomas (regiones) con amplios poderes,
    • dos ciudades autónomas y
    • Más de 8.100 entes locales.
  • España es miembro de la Unión Europea y participa en este proyecto económico y político. Como otros estados ha cedido competencias económicas y políticas a las instituciones europeas; comparte su ejercicio con otros 27 Estados Miembros y sus ciudadanos. Ver el apartado  Unión Europea .
     

Ir a la página de La Moncloa(Abre en nueva ventana)